Misterios Dolorosos

Los Misterios Dolorosos del Santo Rosario nos recuerdan los momentos de mayor sufrimiento de nuestro Señor Jesucristo durante su Pasión. Los Misterios Dolorosos se rezan los martes y viernes.

Estos son los Misterios Dolorosos del Rosario:

La Oración en el Huerto

En este misterio contemplamos a nuestro Señor orando al Padre antes de su captura. Tanta era su tristeza que sudó gotas de sangre, pero Él siguió adelante con la misión para la cual vino a la tierra.

La Flagelación

En este misterio recordamos que Jesús fue injustamente azotado por orden de Poncio Pilato. Los soldados le humillaron mientras le escupían, tapaban su rostro y le abofeteaban retándole para que adivinara quién le daba los golpes.

La Coronación de Espinas

En este misterio vemos con tristeza a los soldados trenzando una corona de espinas para ponerla sobre la cabeza de Nuestro Salvador mientras gritaban en tono burlón «Salve, Rey de los judíos».

Jesús con la Cruz a cuestas

En este misterio contemplamos a nuestro Salvador cargando la Cruz mientras recorría las calles al sitio llamado «de la Calavera». Nos unimos espiritualmente a las mujeres que al verlo en el camino se lamentaban al ver tamaña injusticia.

La Crucifixión

Finalmente, contemplamos a Jesús entregando su vida por nosotros sobre una cruz. En medio de su terrible sufrimiento no salió de su boca una sola palabra de odio por la injusticia que estaba viviendo. Al contrario, pidió al Padre que perdonara a los que lo llevaron hasta la cruz para finalmente entregar su vida.