¿Dudas sobre el Santo Rosario? Aquí las respondemos

A pesar de lo extendida de la oración del Santo Rosario, muchos todavía tienen preguntas sobre esta gran oración. Si tú también te estabas haciendo algunas de estas preguntas, haremos todo lo posible para responderte.

¡Comencemos!

¿Quién inventó el Santo Rosario?

La Santísima Virgen María se apareció a Santo Domingo de Guzmán en el año 1208 para enseñarle ella misma a rezar el Santo Rosario. La Madre de Dios le prometió al fundador de la orden de los dominicos que gracias al Santo Rosario muchas almas se convertirían al Señor y obtendrían abundantes gracias.

Así que si te preguntan «¿Quién inventó el Santo Rosario?» la respuesta es muy sencilla: La Santísima Virgen María.

¿Qué beneficios se obtienen al rezar el Santo Rosario?

Nuestra Señora le revelo al Beato Alano 15 promesas que recibirían todos aquellos que rezaran el Santo Rosario. Entre ellos destacan su maternal protección y grandes beneficios, el hacer brotar las virtudes para que las almas consigan la misericordia divina, la pronta liberación del purgatorio, el socorro de nuestras necesidades, etc.

¿Cuánto tiempo toma rezar el Rosario?

¡Cuidado! No limites el tiempo que le quieres dedicar al Señor. Pero si tu pregunta está alejada de cualquier flojera espiritual, te podemos decir con seguridad que un Rosario rezado pausadamente y con la meditación debida de todos sus misterios no toma más de 20 o 30 minutos.

¿Es muy difícil aprender a rezar el Rosario?

La verdad es que es bastante sencillo. Al principio probablemente necesites una guía para rezar el santo Rosario paso a paso, pero con el tiempo cualquiera tiene la capacidad para aprender los misterios que corresponden a cada día y la secuencia completa del Rosario. Si eres constante, en una o dos semanas ya estarás capacitado para recitarlo de memoria.

¿Dónde puedo rezar el Santo Rosario?

Es recomendable rezar el Santo Rosario en un lugar donde no puedas ser interrumpido. La sala de tu casa, tu habitación, algún salón parroquial, etc, son buenos lugares para rezarlo, pero eso no significa que no puedas rezarlo, por ejemplo, en tu movilidad mientras te trasladas a estudiar o trabajar.

Por cierto, rezar el Santo Rosario frente al Santísimo es muy poderoso. Muy pronto te contaremos por qué.

¿Puedo rezar el Rosario sin camándula?

Si no estás muy familiarizado con el término «camándula» no hay problema. Estamos aquí para explicarte. Una camándula es aquella cuerda con cuentas y una cruz en uno de sus bordes al que comúnmente también se le llama rosario.

Pero como la camándula es solo una ayuda, no tenerla no es impedimento para rezar el Santo Rosario. Puedes contar los Padres Nuestros y Aves María mentalmente o con los dedos. ¡Lo importante es la oración!